Todo comienza con el primer paso...

El CAMINO DE JERUSALÉN es un camino internacional de paz que conduce a Jerusalén desde España a través de Europa y Asia.

El CAMINO DE JERUSALÉN une las religiones y los pueblos en un proyecto de paz sin parangón.

El CAMINO DE JERUSALÉN simboliza el reconocimiento mutuo y la tolerancia.

El amor, la fuerza más poderosa del universo, atraviesa e ilumina todo y crea puentes entre todas las personas!

 

La peregrinación promueve un espíritu abierto, elimina perjuicios asi como temores y fortalece la confianza, iconfianza plena! A través del amor se puede conseguir la unión que separa a religiones y pueblos.

Jordania

En Jordania nos llevó nuestro camino de Jerash hasta Amman y a continuación al Monte Nebo, con una vista espectacular sobre el valle del Jordán. El paisaje alrededor del Monte Nebo es solitario, austero, meditativo y pintoresco.

Del diario de viaje:

En el Reino de JORDANIN

El 10.12.2010 hemos entrado en JORDANIA! Tanto como la salida de Siria como la entrada en Jordania se ha desarrollado bastante fácil. A excepción de la zona militar restringida, cual no podíamos atravesar caminando. Por lo tanto cruzábamos en un coche jordano, cual habíamos “parado” en la frontera y por consiguiente entrabamos muy cómodo. En los últimos días en Siria las temperaturas subieron hasta 25 grados, y esto en diciembre. Pero el día siguiente llegó el esperado (pero no de nosotros) cambio climático, con tormenta y lluvia de hielo, en el camino hacía Amman por las montañas de Jordania!!! Ahora nos sentimos casi como en casa, en el cual en este momento había pleno invierno .... 

El Advento en el camino de Jerusalén

El Advento, la época más tranquila del año, los primeros días de diciembre del 2010 ya han pasado. Y también en el camino de peregrinación es tiempo de reflexionar y recapitular los últimos meses. Después de tanto tiempo en el cual nosotros tres hemos caminado juntos, nos quedan solo unas semanas más en el camino a Jerusalén.

Hasta este momento pudimos vivir tantas experiencias, el camino no ha sido y seguro aun no es fácil, pero esto lo sabíamos! Hemos sido confrontados con los lados oscuros y soleados dentro de nosotros, esto voluntario y cada día. Pero seguro a veces más de lo que a mi me / tí gusta. Lo que hagas de ello siempre es una decisión personal. Peregrinar no te cura ni te hace santo! Pero te da la oportunidad y experimentar, esto es indescriptible – un regalo de dios.

En este momento nos encontramos en el reino de Jordania. En menos de 2 semanas es Noche Buena y ya hemos recorridos 4.000 km. Y por lo tanto ya no estamos muy lejos de nuestra meta, de pasar Navidad en Belén. Lo vivido hasta ahora es más de lo que nos habíamos esperado y sí dios quiere, conseguiremos también los últimos kilómetros de llegar sanos y salvos a nuestro destino final. Porque llegar es importante, pero no más importante que el viaje en si mismo, pues con el viaje pasas más tiempo que el llegar en el destino. Desgraciadamente en este tiempo pasado nos ha demostrado en cierta forma trágica que nada en ABSOLUTAMENTE hay que tomar por sentado. Nosotros ya estamos casi medio año en trayectoria y en este tiempo fallecieron TRES compañeros con 40 años de edad, de nuestra comisaría de policía en Linz. Por sorpresa fueron arrancados de sus vidas...!

Pienso en el tiempo de hace algunos años atrás, cuando decidí de intentar caminar desde casa a Jerusalén. Ya entonces y en especial en los últimos meses de la preparación del viaje de peregrinación, en la cual hubo varias conversaciones con diferentes personas, que me advirtieron de los peligros en la peregrinación, especialmente en el Oriente medio. Si, esta peregrinación no es una “paseo” y por supuesto es muy importante de preparase bien. Pero no hay que olvidar que en esta vida no hay garantías -  aunque la política y la publicidad intentan convencer (manipular) de lo contrario. Todo es infinito – No – la vida tiene fin, ya que termina con la muerte! Por lo menos de lo que entiende la mayoría. Y por consiguiente deberíamos por lo menos intentar de vivir nuestros sueños (sí las tenemos), y encontrar sentido en el momento. Al final se trata de que cada uno/una viva su “plan de alma” o por lo menos que lo intente. Este plan lo sentimos, en el momento en lo que hacemos o experimentamos, con una alegría interna y armonía.  

Por lo tanto podemos fortalecer nuestra confianza en dios con un viaje de peregrinación o por lo menos abrir nos hacía ello. Esta confianza es esto, que después de una peregrinación, el viaje hacía uno mismo y por lo tanto hacía dios, debería ser la existencia. Para uno mismo y a continuación para su entorno. De esta manera cada día puede ser completo y no da la oportunidad, que sentimos lo que es la eternidad.  Y sí aun intentamos de percibir y vivir conscientemente el instante, entonces sabríamos lo que es la eternidad, porque el presente es eterno! 

Siguiente: Israel